sábado, 8 de diciembre de 2007

METODO MASONICO: "Puesta en común".-6ª falacia del masonismo

Con las Constituciones de Anderson de 1723, se creó de nueva planta la masonería y, en ellas se dice: "...el amor fraternal...que es el fundamento y la piedra maestra de la masonería".



Esa es una buena introducción, con la que explicitar fehacientemente la falacia del principio masónico "puesta en común", uno de los que conforman el autodenominado "método masónico".


Y como evidencia del incumplimiento de ése principio, a continuación transcribo íntegramente las reflexiones de un compañero ex-masón, plasmadas en una "plancha" (escrito en argot masónico), que en su día fue leída en la logia a la que pertenecimos.


"La Fraternidad es el amor al que te rodea, tu igual; es elevarte desde tu propio ser para la alcanzar a tu semejante, es tu prolongación. Es el amor entre los seres, que te iguala como hombre, como te iguala tu hermano con tu misma sangre.


La Fraternidad es la desnudez del corazón, la excelencia del amor humano, la generosidad puesta ante la necesidad de tu prójimo. Es el compromiso máximo de un hombre ante el mundo. Es nuestro compromiso.


¿Hay Fraternidad en la Logia?. Tenemos Hermanos con dificultades, con problemas materiales o profesionales, íntimos o de hambre ontológica que son incapaces de llenar por sí mismos o con ausencias vitales que requieren y necesitan la verdadera cadena de unión y luz. La Fraternidad, elemento básico y fundamental de nuestra sagrada y cantada Triada, no es el abrazo quincenal de los pasos perdidos; no es el juntar las manos formando la Cadena de Unión. No, ese es el símbolo, pero no el significado. Debemos materializarlo, hacerlo real y vivido. Si no nos inundamos de Fraternidad en Logia, ¿cómo la prolongamos al exterior?. Nos piden que dejemos los metales fuera del Templo pero, ¿acaso no es mejor no llevarlos encima?. Creo que la Fraternidad comienza por ese ejercicio.


Estoy triste porque dentro de mi poco alcance sólo veo la fraternidad del saludo, y eso para mí es un fracaso masónico.


Otro Hermanos nos pide la Plancha de Quite. Un Maestro. ¿Cómo nos pasa esto?. Una granada que pierde sus granos, ¿qué granada es?. ¿De donde viene esa soledad?. ¿Porqué se rompe la piel sin maduración?.


 
Hoy verdaderamente visto el traje de los Hijos de la Viuda. Estoy triste y de luto. Casi lloro.
Desde la Oscuridad y el Silencia de mi Columna del Norte, reclamo los Troncos de la Viuda precisos para ayudar a este Hermano que ni siquiera puede marcharse por una deuda de moneda profana. Las deudas de este Hermano son nuestras deudas. Que se salde al menos en lo material. Que el Tronco de la Viuda liquide la deuda con el Tesoro de la Logia.
Recibid mi abrazo...."


Una vez finalizada la lectura de este bello escrito, pude constatar con estupor, que ninguno de los maestros masones allí presentes, expresó ningún juicio -a favor o en contra- del escrito en cuestión, por lo que se continuó desarrollando rutinariamente el ritual, actuando los directivos de la logia, como si ni tan siquiera se hubieran leído reflexiones tan amargas. Hasta entonces creía, cómo nos habían enseñado, que:


 "La masonería es una sociedad iniciática tradicional fundada sobre la Fraternidad".


Aquel día comprendí, que quizás lo fue en 1723. En nuestros días, no lo es.

Es decir, quedó meridianamente claro, que su tan proclamado principio de "puesta en común", es decir, EN COLABORACIÓN CON OTROS, era -como todos los que componen el método masónico- papel mojado.


 
Esa es la praxis de la francmasonería/masonería/masonismo (llaménle como quieran) que he conocido y, así hacían honor al tercer término de su tan cacareado y retórico lema de Libertad, Igualdad y Fraternidad. Fue deplorable presenciar, que ni siquiera entre ellos, practican su "Fraternidad masónica". No cabía mayor expresión de egoísmo, entre los que así mismos se denominan "hermanos masones".


No es de extrañar por tanto, que a partir de ése momento, el autor del escrito se desilusionara con todo lo que concernía al masonismo, a la vista de la incoherencia entre las soflamas con las que nos "obsequiaban" constantemente esos maestros masones y, su actuaciones.


He de decir, que ése querido compañero, abandonó la masonería antes que yo mismo. Si permanecí algún tiempo más en aquella logia, fue para demostrar, que esas actuaciones no eran exclusivas de allí, no; eran práctica habitual en toda la organización, ya que ésta estaba regida por algunos de los componentes de la logia.

Amigo..., si lees estas notas, te pido disculpas por publicar tus reflexiones. Para ello, me he apoyado en las muchas conversaciones que mantuvimos sobre las mentiras, prepotencia y faltas de respeto que anidaban en aquella logia, corrompida por los "gurús" que tu y yo conocimos y a los que no eramos gratos, ya que teníamos criterio propio.




 Esa carencia de "puesta en común", quizás pueda deberse a que como tienen escrito algunos pensadores contemporáneos, en sus críticas a la metafísica: ésta  engendra violencia.


Es  evidente que en este caso no me refiero a violencia física, y sí a que la metafísica masónica, engendra violencia dialéctica con las discusiones que se generan en las logias; discusiones que en la mayoría de las ocaciones se resuelven con el abandono de la logia y/o en la escisión en una nueva, de alguna de las "facciones" que han intervenido en esas discusiones.


Y para terminar; es comprensible que quizás en su momento histórico la masonería tuvo un sentido, es decir, pudo ser una reacción necesaria de hombres, que necesitaban poner en común sus ideas, ante la incomodidad de la oscuridad intelectual que imperaba en la época, propiciada -obviamente- por el fanatismo religioso.



 Al desaparecer esa necesidad, desapareció la utilidad de la masonería. La gran incoherencia es que los masones siguen defendienco la vigencia de la masoneria, al mismo tiempo que se preguntan -públicamente- ¿para qué sirve la masonería? y ¿cual es el papel que debe desempeñar en nuestros días?.


Y ahora, una "perla", extraida de un manual de instrucción masónica, titulado Glosario del Aprendiz Masón, que distribuye como material de estudio, una Gran Logia:


"La fraternidad debe reinar siempre en tu corazón, y guiar tu razón en todos los actos, pues para ello eres hijo de la viuda, y conoces el sendero de la libertad; lucha pues sin descanso para que la Fraternidad esté presente siempre entre los hombres para que la razón impere y la igualdad se extienda en el mundo".

P/S del 13-04-2008.


En la red, están colgados los Principios Generales de la Orden Masónica, cuyo articulo 2º, dice:


La Francmasonería tiene como deber extender hacia todos los componentes de la humanidad los lazos fraternales que unen a los francmasones esparcidos por toda la superficíe de la Tierra.


¿Mande?.



5 comentarios:

  1. hola, tenia penado entrar en una logia de mi ciudad...., no lo he hecho por miedo a k sea una completa secta y acabe con los organos vendidos..., creo que tu acabaste de darme la luz.

    ResponderEliminar
  2. Hermano, entiendo tu pesar, sin embargo al igual que juzgas a tus hermanos, igual has violado tu juramento al publicar este texto. Existen mecanismos administrativos que permiten solventar estas situaciones, lamentándolo mucho por la falta de estudio no los conocemos.

    No se debe generalizar la masonería por un caso particular, debemos vencer nuestras pasiones, la masonería es universal, la masonería sómos todos, en ella encontrarás la respuesta a tu situación.

    Si la inición se manifestó en ti, no deberías juzgar a tus hermanos, todo lo contrario, recuerda que vamos a someter nuestra voluntad para hacer nuevos progresos.

    ResponderEliminar
  3. Querido comunicante, te informo que sólo tengo un hermano. Y no tengo ningún pesar. Los juramentos los han violado otros que han publicado todo lo concerniente a la masonería, con el único afán de lucrarse. Los mecanismos administrativos no funcionan, pues, los gurús se encargan de que así ocurra y además no les hace falta ni intervenir directamente, ya que sus reglamentos son leoninos, farragosos e interpretables. Es suficiente con que tu encuentres respuestas a tu situación, de la mía ya me ocupo yo, sin necesidad de tu organización. No juzgo nada ni a nadie, simplemente expongo hechos que he vivido, para aviso de "navegantes". Yo nunca me inicié, simplemente asistí a una representación cuasiteatral que utilizan para admitir a nuevos afiliados.
    Estudia y reflexiona, tu masonería se ha convertido en una distopía, como próximamente expondré...esa es mi opinión.

    ResponderEliminar
  4. he leido con mucha pena esta publicasion solo puedo decir que nosotros entramos a esta orden para ser mejores personas y redescuvrirnos y mejorar nuestro yo interno .uno de esos defectos que pulimos es la tolerancia. . estudia hermano y encuentra asa luz que tanto la necesitas.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tus consejos...no solicitados. Con masones como tu, el masonismo está apañado. Salu2 cordiales.

    ResponderEliminar

He activado la moderación de comentarios, por lo que me reservo el derecho de no publicar aquellos que contengan insultos y/o difamaciones, además de los inapropiados que no guarden relación con la temática del blog.

Datos personales

Mi foto
Me autodenomino LIBREPENSADOR, ya que sigo el pensamiento de JOHN STUART MILL, cuando en su libro SOBRE LA LIBERTAD (1859)dice: SI TODA LA ESPECIE HUMANA NO TUVIERA MÁS QUE UNA OPINIÓN, Y SOLO UNA PERSONA TUVIERA LA OPINIÓN CONTRARIA, NO SERÍA MÁS JUSTO EL IMPONER SILENCIO A ESTA SOLA PERSONA, QUE SI ESTA SOLA PERSONA TRATARA DE IMPONÉRSELO A TODA LA HUMANIDAD, SUPONIENDO QUE ESTO FUERA POSIBLE.