jueves, 10 de abril de 2008

MÉTODO MASONICO: "Educación de actividades vitales y sociales".-13ª falacia de la masonería

Veamos. La persona de menor edad que he conocido en la masonería, tenía treinta y muchos años y, la mayoría de ellas están en la cincuentena y otros son sexagenarios. Si a esas edades -según la masonería- una persona necesita aún ser educada en "actividades sociales...", algo falla en el sistema. Obviamente me refiero al sistema masónico, que proclama este principio, como un eufemismo para no decir expresamente, "adoctrinamiento de aquellos que no cuestionen nuestra metafísica".

He aquí otro arcaísmo más de los que incompresiblemente la masonería pretende perpetuar. Desde luego, en nuestros días es cómo mínimo extraño, ése afán de adoctrinar a quienes ingresan en las logias masónicas.
 
La educación a que se refieren, la "imparten" con la misma metodología que utilizaban los desaparecidos maestros canteros de hace 300 años; cuando éstos admitían en sus corporaciones artesanales a los aprendices, -que no olvidemos eran niños de corta edad- a los que debían instruir en el oficio, transmitiéndoles sus conocimientos técnicos y su cultura, educación que les preparaba para la vida.
 
Ese es un dato histórico. Otro dato también histórico, es el que la desaparición de las hermandades de constructores del gótico, acaeció cuando ya no tuvieron más encargos para la construcción de catedrales ni palacios de la nobleza (por razones que aquí resultaría prolijo explicitar), y a que simultáneamente se fundaron en Europa las Escuelas de Arquitectura.
 
Por ello, desapareció la razón de ser de la masonería, que no era otro que el ritual de transmisión que oficializaba la adquisición del conocimiento técnico de la construcción, por parte de los aprendices, cuando estos llegaban a ciertas edades y podían demostrar que habían aprovechado las enseñanzas recibidas.
 
De ahí que, al extinguirse ésa masonería operativa, los nostálgicos de la misma, así como aquellos masones que habían sido aceptados en las hermandades de artesanos -sin ostentar esta cualidad- la continuaron, reglamentándola (constituciones de Anderson y Désaguliers) y "adornándola" con todo aquello que podía ayudarles en su consolidación; por lo que de una parte le añadieron cuantos mitos y leyendas tenían a mano y, por otra los valores morales que imperaban en la Europa de aquel tiempo.


Ese es el basamento ideológico de la masonería actual, que durante estos 300 años, ha ido añadiendo más mitos y leyendas, cuya amalgama hace inoperativa y arcaica ésta organización.

 
Pues bien, cuando a pesar de tus propios argumentos razonados, los actuales masones insisten en ésa absurda pretensión de seguir considerando,"aprendices faltos de conocimientos" a quienes en la actualidad se acercan a la masonería, (conocimientos que ellos llaman "iniciáticos" y, que realmente son metafísicos en una burda sustitución de los extintos conocimientos técnicos), es uno de los primeros momentos, en el que a las personas con sentido crítico, las instalan en el disparadero para abandonar esa masonería delirante y totalmente fuera de época, y ello, porque te dices a mismo, algo similar a:


"No tengo 8 años, y sé leer y escribir (y algunas cosillas más), poseo una profesión, en la práctica de la cual, me es reconocida una cierta solvencia, y me considero suficientemente maduro, para entender cualquier razonamiento basado en conceptos. Por ello ¿dónde me he metido y, cómo es posible que éste señor que se autodenomina maestro, pueda obviar semejantes evidencias, e intente hacerme creer, que a los que él llama peyorativamente "aprendices masones", no son aquellos niños de corta edad, a los que había que instruir?; instrucción que en nuestros días y siendo benévolos, puede calificarse de obsoleta, arcaica y cómo carece de contenido, metafísica".


Esa absurda obcecación con el pasado, se debe a que continúan basando sus ideas en mitos y leyendas, despreciando así el enorme caudal de conocimientos que nuestra época ofrece.


La "Educación de actividades...", la desarrollan con un método simple y nada complicado (de ahí que cualquier autodenominado "maestro masón", pueda "impartirla"), ya que hablan, pontifican, proclaman y te dicen qué se debe hacer y cómo.
 
Sin embargo, no practican aquello que nos dejó escrito René Descartes en su Discurso del Método: "...y que, para saber cuales eran sus verdaderas opiniones debía fijarme más bien en lo que hacían que en lo que decían...".

 
Es patético comprobar, cómo la masonería actual, no conoce o no quiere conocer, que la pedagogía de los valores, dirigida a seres humanos mayores de edad y con experiencia vital previa, no debe ser la de enumerar aquellos; es necesario demostrar que se practican, es decir, evidenciar sin lugar a dudas, que se es coherente con la doctrina que se explica.
 
En los casos en los que el aprendiz de masón captado, es acrítico e influenciable, se produce el llamado efecto "si bwana", que quizás es la auténtica pretensión que anima a los actuales masones: encontrar personas dóciles y manejables y alejar a quienes les cuestionan con conceptos argumentables.
 
Dice Fernando Savater en su libro Las preguntas de la vida: "Las personas nunca pueden ser pizarras recién borradas...".
 
La evidencia de ésa pretensión, es que no admiten que les cuestiones o no estés de acuerdo con sus "enseñanzas"; en éste caso, como en otros de la vida en masonería, ellos adoran la paz de los cementerios y, parecen olvidar -a pesar de autodenominarse librepensadores- que los conflictos superados mediante el diálogo, y el posterior acuerdo, son los que mantienen viva e cualquier organización dentro de nuestra sociedad.
 
Esa parece ser la finalidad de la actual masonería: hacer creer que es una organización (ellos a veces la denominan OBRA, jugando con el sentido equívoco del vocablo, que evoca los valores de los constructores del gótico y, con similitud -por envidia- de la denominación de otra organización), que posee conocimientos iniciáticos, aún cuando ellos mismos no son capaces de definir ni razonar a que se refieren cuando hablan de "conocimientos iniciáticos".
 

De ahí que la masonería actual se haya convertido en una organización, que desde su reimplantación en España, se ha enrocado en la retórica de unos principios obsoletos, vacíos de contenido para nuestra actual sociedad.
 
Sociedad que, mientras los masones se miraban el ombligo, ha creado otras organizaciones (ONGs) que se rigen por principios democráticos, valores éticos y virtudes cívicas acordes con nuestro tiempo y que además practican, como es notorio para todos nosotros.
 
Es decir a la masonería la han "sobrepasado" por ambos lados: tanto en democracia como en principios.
 
Y en mi opinión, esos son los motivos por los que la masonería ha perdido su "razón de ser". Por ello, y en éste único supuesto, acompaño a los masones cuando -públicamente- se preguntan a sí mismos ¿tiene vigencia la masonería?.
 
No desde luego que no. En mi opinión, claro.
 
Y mi opinión la baso, en que los grupos humanos sólo existen y por tanto están vigentes, si logran incardinarse en la vida de la sociedad en la que nacen. Por ello, pregunto de nuevo a los no masones: ¿a cuantos masones conocéis y, que actuaciones masónicas en vuestro entorno?.
       
                            ------------------------------------------------------


Y ahora, para finalizar algunas "perlas de la metafísica masónica", extraídas de escritos y libros cuyos autores dicen ser masones.
 
La enseñanza transmitida por la Orden es que Conocimiento, Fraternidad y Evolución se pueden alcanzar mediante una "iniciación" que desprograme gradualmente al iniciado de aquellos condicionamientos racionales que polarizan su conciencia dogmáticamente, estancándolo en un maniqueísmo binario que desconoce la complementaridad de los conceptos aparentemente opuestos y desprecia la interacción universal. Esto es lo que persigue una metodología que llamamos "simbolista".
-----
Aunque reunidos en una misma logia o centro ideal común, los Aprendices, Compañeros y Maestros que contribuyen a formarla, se diferencia por el grado de comprensión de la Palabra, Ideal o Plan de la Logia; éste "grado de comprensión" diferente es lo que hace o debería hacer y determinar la respectiva "edad masónica".


 
 

13 comentarios:

  1. Buenos días, en primer lugar quiero felicitarte por el trabajo tan completo que realizas, compartiendo algo que realmente sucede hacia dentro de la masonería y que no es exclusivo de la masonería española, también en México se ha transformado y lo que ahora tenemos es una serie de conflictos entre los "hermanos" que no hacen más que ser incongruentes con lo que dicen, piensan y hacen.
    Es el masonismo en su máxima expresión, como dáto quiero compartir contigo algo que me ha decepcionado profundamente.
    Hace ya algunos años fuí "iniciado", viviendo lo que has dicho, sin embargo al igual de lo que algunos han comentado, también pensaba igual " La masonería no es para todos" "Seré prudente, diligente, moderado y discreto", "No me involucraré en ningún conflicto interno", "Si mis maestros no saben, no seré como ellos", etc; al tiempo alcancé el sublime grado de maestro, sin embargo por razones de trabajo tuve que cambiar de ciudad y no solicité mi carta de quite y tampoco me preocupé por solicitar el certificado del grado ( que si pague)por considerar que soy mason por convicción y que como me dijeron "Como maestro serás, recibido, reconocido y protegido donde te encuentres", realmente lo creí, cuál va siendo mi sorpresa que lo primero que me pidieron para asistir a los trabajos de una logia ubicada en el lugar donde me encuantro actualmente fué mi certificado de grado, de nada sirvieron los signos, ni las palabras ni los tocamientos que me fueron enseñados, lo que ellos querían era el documento que me acreditara como tal.
    Solicité por correo electrónico al gran secretario del gran oriente al que estaba jurisdiccionada mi logia, una copia del certificado, explicandole mi situación, indicandole fecha y número de folio de los documentos, sin embargo su respuesta fué que debería presentarme a la logia donde trabajaba anteriormente para solicitar una carta de quite para poder solicitar el nuevo certificado ( volver a hacer pagos a la logia y a la gran logia, lo que me provocó una gran carcajada, porque después de explicarle que no era posible hacer eso ya que me encontraba a no menos de 18 hrs. de viaje por carretera de mi logia y a 20 hrs. de la gran logia y no me era posible ir por razones de mi trabajo, y no se por allá pero aquí solo trabajan administrativamente de lunes a viernes.
    Le dije al gran secretario que era lamentable lo que pasaba, ya que ninguno de mis "hermanos" me podía ayudar, ni los de aquí ni los de allá, así mismo le dije que la masonería se lleva en el corazón, donde los grados y papeles no tiene la menor importancia, desde entonces estoy en "sueños", provocado por un burocratismo masonico impresionante, siento pena ajena cuando vuelvo a leer todo lo maravilloso que es la masonería.

    Hace ya tres años de eso.....

    Joaquín

    ResponderEliminar
  2. Excelente columna. Seguí escribiendo así. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Joaquin: Tu comentario es tan expresivo que no tengo palabras.

    Es una lástima que le ocurra algo así a quien se siente masón de corazón.

    Te animo a contar tus experiencias masónicas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena la nota. Te quería hacer una consulta: en la masonería, supuestamente, no se puede hablar ni de política, ni de religión. Pero entre las "verdades" que enseñan una es la del Gran Arquitecto, que vendría a ser el Dios que uno quiera. Por ende ahí sí estás hablando de religión. No sé, no termino de entender cómo funciona esto.

    Y supuetamente no se puede hablar sobre política, pero me imagino que al Vaticano le pegan constantemente con las críticas (y no por la cuestión religiosa, sino por la política).

    Saludos. Seguí escribiendo.

    ResponderEliminar
  5. Al menos, ya somos dos los que NO entendemos, cómo es posible que la masonería proclame tan descaradamente -con su retórica habitual-, que no se puede hablar de religión y política, cuando entre sus principios tiene el de "Unitivo de posiciones ideológicas diversas". Patético. En ése "unitivo" he presenciado la más agrias discusiones sobre política.
    Así es todo en la masonería, falacia tras falacia, viven en una irrealidad que asombra, hasta el punto de que cuando estás dentro, en algunos momentos sientes vergüenza ajena de cómo pisotean los principios que dicen profesar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola.

    Primero te quería felicitar por la pagina, es muy interesante lo que escribes.

    Segundo lugar, te quería cnsultar lo siguiente: hace unos días, uno conocido que es masón (yo no lo soy) me invitó a formar parte de una logia y a que participe de los "talleres".

    La pregunta que me surgió es de qué se tratan los talleres, a lo que se me respondió que se trata de escribir notas o trabajaos sobre determinados temas. Al preguntar sobre qué temas, se negó a aclararmelo.

    Lo que te quiero preguntar es justamente eso, es decir, de qué temas se hablan o se trabajan en esos talleres.

    Gracias. Un saludo. Carlos de Lima, Perú.

    ResponderEliminar
  7. La RAE en su definición 14ª del vocablo TRABAJAR, dice: "Tratar de influir en alguien para lograr lo que se desea de él".

    Ese es el principal "trabajo" que realizan los masones, y por ello, en primer lugar, te recomiendo que reflexiones sobre la negativa que has recibido a tu solicitud de información.

    De la palabra TALLER, el citado diccionario dice:

    "Lugar en que se trabaja una obra de manos".
    "Escuela o seminario de ciencias o de artes".
    "Conjunto de colaboradores de un maestro".

    Pues bien, te aseguro que ninguna de esas acciones se realizan en las logias masónicas.

    Y para no repetirme, en cuanto a los "trabajos masónicos", te remito a las siguientes entradas de este blog, donde espero que queden contestadas tus preguntas.

    * Entrada del 2-01-2008: METODO MASÓNICO: "Dinámica de grupos en el interior de las logias".- 8ª falacia de la masoneria.

    * Entrada del 14-01-2008: METODO MASÓNICO: "Especulación simbólica".- 9ª falacia de la masonería.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Hola.
    Llevo tan solo dos años en masoneria y en éste corto espscio de tiempo he tenido la oportunidad de experimentar una por una todas las impresiones relatadas en este blog, que me parecen certeras y precisas, opiniones personales expresadas con un lenguaje respetuoso, lo cual es de agradecer, todo el que quiera ingresar en masoneria debería leer algo asi para saber que se va a encontrar y no darse una gran "torta" o manipulaciones sicologicas perniciosas,que en el mejor de los casos solo conducen a un sobreentrenamiento en dichas manipulaciones.

    Aunque cualquier persona libre, intelectual, espiritual y emocionalmente, advierte rapidamente algo en lo que podria resumirse todo lo que explicas en tu blog y es que esos supeustos masones "no predican con el ejemplo", es decir, el desfase entre lo que dicen y hacen es descomunal, tan llamativo que invita, desde luego, a reflexionar incluso a los que tu llamas "si buana".

    A pesar de todo eso yo sigo en masonería, por el momento encuentro que esa parte que describes es la exoterica de la masonería, hay otra que de forma esoterica, y que practico de forma callada y silenciosa, funciona en mi interior o reprograma de forma beneficiosa mi mente, aunque es cierto que encontrarla exige un trabajo de eliminación de "paja" y ordenación ingente.
    Metafraterno.

    ResponderEliminar
  9. Comparto tus comentarios y leyéndote, tengo la percepción de que en alguna manera, también yo al practicar y respetar los valores del humanismo laico, estoy "de forma callada y silenciosa", practicando los auténticos valores masónicos, sin necesidad de tener que soportar las inmundicias morales de quienes se dicen asi mismo "masones", y que se arrogan la potestad de acoger en la masoneria quienes son de su agrado, así como apartar a quienes no "comulgan con sus ruedas de molino".
    Gracias por tus atinados comentarios.

    ResponderEliminar
  10. Hola. Gracias por tu respuesta.
    Bueno....para mi la palabra Taller significa un sitio inmejorable donde entrenarme en es esos valores hunistas universales, las interrelaciones con los demás hermanos te ofrece todo tipo oportunidades para la mejora, especialmente para aprender que el ser humano no es perfecto y que toda organización humana es inperfecta, que todos llevamos "inmundicias morales" a cuestas, que unos compensamos las inmundicias de otros y otros las nuestras, que el mundo sigue funcionando y avanzando gracias a esa interrelación de todos,.... porque, a pesar del ser humano individual, el mundo si funciona de manera perfecta.

    Hay una frase que describe esa idea "todo es perfecto asi sea un desastre".
    Metafraterno.

    ResponderEliminar
  11. Bien, respeto su opinión. Ahora permítame que exprese la mia, al hilo de la suya, cuando dice: "especialmente para aprender que el ser humano no es perfecto y que toda organización humana es imperfecta".
    En mi opinión, la masonería no es necesaria en absoluto para ese aprendizaje que Vd. tanto ensalza, pues, esas reflexiones ya las encontramos en los filósofos presocráticos; aún cuando fue Sócrates quien las desarrolló amplia y magistralmente.
    Si la masonería las ha hecho suyas, es una evidencia más del sincretismo sin límites de esa organización.
    Y por otra parte, no puedo entender ni aceptar y por ello siento pena porque un masón como Vd., diga que: "el mundo si funciona de manera perfecta".
    Por favor, recuerde alguno de los siguientes hechos históricos, "sin ánimo de ser exhaustivo":

    * I guerra mundial.
    * II guerra mundial.
    * AUSCHWITZ y todos los campos de
    exterminio del nazismo.
    * MAO y su revolución "cultural".
    * El GULAG de los soviéticos.
    * EL SUDAN y su "limpieza" étnica.
    Y desde luego, la frase con la que finaliza Vd. su comentario, es típica y tópica de la retórica y metafísica masónica.

    ResponderEliminar

Por los motivos expuestos en la nota de esta fecha (04/06/2015), insertada al final de la última entrada, acabo de anular la recepción de comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Datos personales

Mi foto
Me autodenomino LIBREPENSADOR, ya que sigo el pensamiento de JOHN STUART MILL, cuando en su libro SOBRE LA LIBERTAD (1859)dice: SI TODA LA ESPECIE HUMANA NO TUVIERA MÁS QUE UNA OPINIÓN, Y SOLO UNA PERSONA TUVIERA LA OPINIÓN CONTRARIA, NO SERÍA MÁS JUSTO EL IMPONER SILENCIO A ESTA SOLA PERSONA, QUE SI ESTA SOLA PERSONA TRATARA DE IMPONÉRSELO A TODA LA HUMANIDAD, SUPONIENDO QUE ESTO FUERA POSIBLE.