miércoles, 27 de mayo de 2009

MASONERIA Y SINCRETISMO.

Voy a intentar poner de manifiesto, algunos ejemplos del sincretismo con el que la masonería conforma su delirante metafísica, en la que basan su filosofía y doctrina, así como sus rituales y simbolismo.
 
Gran Maestre. Así denominan al presidente de las federaciones de logias, que conforman lo que ellos llaman "Obediencia". Obviamente ése titulo lo tomaron de aquel que dirigía la orden de los Templarios.
 
La masonería especulativa actual, desmiente a quienes la acusan de apropiarse de símbolos y ritos de los caballeros del Temple; "sotto voce" les encanta que los vinculen con los templarios.
 
Otros "insignes" autores masones, concretan ésa vinculación con la orden medieval de los Caballeros de San Juan de Jerusalén, y de ahí deriva el que a las logias masónicas las denominen también "logias de San Juan".
 
Como todos sabemos el Temple desapareció por las causas que ya son historia. Y no existe ninguna evidencia empírica, de que en algún momento hubiera existido ésa conexión entre ambas organizaciones, algo que es perfectamente entendible, atendiendo a la disparidad de fines de ambas organizaciones.
 
Aún así, la masonería sin poseer pruebas históricas al respecto,  se apropia subliminalmente de dicha fantasiosa vinculación, al denominar a algunos de sus grados superiores, con  los siguientes pomposos títulos:
 
Caballero elegido de los Nueve.
Caballero del Este o de la Espada.
Caballero de Oriente y Occidente.
Caballero comandante del Templo, etc. etc.
 
Por otra parte, la auténtica francmasonería, es decir los antiguos albañiles/tallistas/picapedreros, tenían como patrimonio profesional en sus talleres, los secretos de la construcción. De ahí tomaron los masones, el "secreto masónico".
 
No hubo ninguno de dichos talleres que se transformara en logias especulativas masónicas; éstas nacieron de "motu propio", por lo que no deberían invocar para sí la tradición de esos albañiles, tradición que los masones se apropian, para lo que utilizan todos las herramientas y útiles de los citados talleres.
 
En cada taller de los albañiles/tallistas/picapedreros, sólo existía un Maestro; el resto eran aprendices o compañeros.
 
Un sólo maestro para cada taller/logia, les parecería "poco" a los actuales masones y aquí no tomaron al pie de la letra dicha tradición, no, en la masonería actual, ése grado constituye un claro ejemplo de inflación: existen tantos "maestros" en cada logia, que su papel se ha devaluado hasta el extremo que cualquiera puede alcanzar dicho grado, al modo que se asciende/ascendía en los antiguos ejércitos: por antigüedad.
 
De ahí que para justificar ese estado inflacionario masónico, la masonería se adjetiva a sí misma "especulativa"
 
Otro sincretismo, es el de llamar "taller" o "templo" al lugar donde se reúnen los actuales masones.
 
Esa abusiva utilización de sincretismos, -en mi opinión-, es la fuente de las contradicciones entre su filosofía y su praxis.

Como evidencia, transcribiré algunos párrafos del mamotreto que utiliza una "obediencia masónica" española, para la "enseñanza" de sus aprendices (transcribirlo en su totalidad -dada su extensión, 161 páginas- seria tedioso, al igual que lo es su lectura).

La enseñanza o instrucción de esos "aprendices masones" es un batiburrillo de sincretismos e invenciones propias. Con esas mimbres montan su cesto, es decir, su equívoca doctrina.

Entre esos sincretismos, el mayor y más pernicioso -en mi opinión- y del que hacen su "banderín de enganche", dado el indudable atractivo espiritual que ejerce entre quienes se plantean ingresar en la masonería, es su pretensión -proclamada en todos sus panfletos-, de poseer un conocimiento secreto, una "gnosis", que sólo se comunica a los "iniciados"; eso sí, no olvidan decir, que "ellos sólo proporcionan las herramientas y que debe ser el propio aprendiz el que descubra ése conocimiento".

Por tanto, si no es así (como ocurre en todos los casos, sin excepción), la masonería se escudará en "no estabas preparado para alcanzar ése conocimiento secreto".

Bien, en el mencionado mamotreto, se explicitan las siguientes "perlas", cuya redacción induce, en algunos caso subliminalmente, a que el lector no avisado tome como cierto cuanto en él se dice.
 
(Las negritas que vienen a continuación, son mías).
 
Queridos hermanos y hermanas:

Tienes en tus manos la introducción a la Formación.

El contenido de la misma, está sacado (1) de los libros de Aldo Lavagnini (Manual del Aprendiz, Manual del Compañero y Manual del Maestro), aunque igual hubiese dado si el autor hubiese sido otro (2).


Puedes estar de acuerdo o no con el contenido, con lo que dice Aldo Lavagnini, pero no es lo importante. Lo realmente importante es la conclusión que tu saques después de la lectura de los textos y después de oír lo que los demás opinan sobre eso.


Ciertos conceptos e ideas cambian con el tiempo. El concepto de libertad no es hoy día el mismo que en el siglo XVIII, pero no nos interesa el concepto, (3) sino la idea, tu idea.

En esta Introducción tienes también una pequeña explicación de los Tres Grados Simbólicos. Está sacada del libro "Manual de Masonería" de André Cassard, escrito en 1871.


Estos textos deberán ser complementados por aquellos que el Maestro Instructor determine.


Si el aprendiz se ha mostrado dócil a los consejos, celoso en el trabajo y deseoso de instruirse, es guiado hacia el lugar que ocupan los Compañeros, por la mano del Maestro (5).

Los primeros rituales basados en las tradiciones (6) bíblicas (por descansar en ellas principalmente la fe de sus redactores) nos dicen que "Adán fue iniciado al Oriente del Edén, por el Gran Arquitecto en todos los ritos de la masonería", significando esto, evidentemente que los orígenes de la Masonería deben hacerse remontar hasta la primera sociedad humana, de la que Adán es un símbolo, correspondiendo con la Era Saturnina o Edad de Oro de la tradición grecorromana y el Satya Yuga de los hindúes (7).

También deben remontarse (por su carácter y su transmisión ininterrumpida) a la más remota antigüedad, los signos, símbolos y toques, la íntima esencia de las alegorías y el significado de las palabras que corresponden a los diferentes grados; aunque las alteraciones de las leyendas -en su forma exterior- puedan haber sido notables, sin embargo, por el medio elegido y reducido en el cual fueron transmitidas, por el aparato exterior, las pruebas y la fidelidad que se les pedían a los iniciados, siempre han debido de reducirse a lo mínimo, y por ser más bien intencionales (es decir, causadas por necesarias adaptaciones) que causales.

A pesar del secreto que debió de caracterizar constantemente la actividad de la Orden, en las diferentes formas asumidas exteriormente, doquiera podemos encontrar (8) algunos vestigios que conforman esta aserción: en los templos sagrados de todos los tiempos y de todas las religiones, entre las estatuas, grabados, bajos relieves y pinturas; en los escritos que nos han sido transmitidos, en representaciones simbólicas de origen muy diferente, en las mismas letras del alfabeto (9), podemos encontrar varias trazas de una intención indudablemente iniciática o masónica (siendo los términos, hasta cierto punto, equivalentes); y alguna vez no aparecen en estas representaciones los mismos signos de reconocimiento.

Igualmente en la mitología, y en las leyendas y tradiciones que constituyen el folclore literario popular (10), hay muchas trazas de los misterios iniciáticos, de aquella Palabra Perdida a la cual se refiere nuestra Institución, con su enseñanza esotérica revelada de una forma simbólica.

El aspecto esotérico de la religión -conocida exotéricamente por los profanos- lo suministraban especialmente los llamados Misterios (palabra derivada de "mysto", término que se aplicaba a los neófitos, y que significa etimológicamente "mudo o secreto", refiriéndose evidentemente a la obligación de secreto, sellada por el juramento, que se pedía a todo iniciado), de los cuales la masonería puede considerarse como heredera y continuadora de las agrupaciones mística que nos transmitieron su Doctrina).
 
Esta Doctrina Interior -esotérica y oculta- es esencialmente iniciática, por cuanto se alcanzará únicamente por medio de la iniciación, es decir, ingresando a un particular estado de conciencia (o punto de vista interior), pues, sólo mediante él puede ser entendida, reconocida y realizada.

La Doctrina Interior ha sido siempre y sigue siendo la misma para todos los pueblos y en todos los tiempos. En otras palabras, mientras para los profanos (los que se quedan delante o fuera del templo, es decir, sujetos a la apariencia puramente exterior de las cosas) ha habido y hay diferentes religiones y enseñanzas, en aparente contradicción las unas con las otras, para los Iniciados no ha habido ni hay más que una sola y única Doctrina, Religión y Enseñanza; la Doctrina Madre Ecléctica o Religión Universal de la Verdad, que es Ciencia y Filosofía al mismo tiempo que Religión.

Esta unidad fundamental, así como la analogía entre los medios, puede considerarse como prueba suficiente de la unidad de origen de todos los Misterios de un mismo y único Manantial, del cual han derivado igualmente, o fueron inspiradas, las diferentes instituciones y tradiciones religiosas, y la Masonería, en sus formas primitivas y recientes.

Esta Doctrina Madre Ecléctica que ha sido perpetuamente la Fuente inagotable de las enseñanzas más elevadas de todos los tiempos, (11) es la propia Doctrina Iniciática manifestada en los Misterios Egipcios, Orientales, Griegos, Romanos, Gnóticos y Cristianos, y es la misma Doctrina Masónica que se revela por medio del estudio y la interpretación de los símbolos y ceremonias que caracterizan a nuestra Orden.

Y es la misma Doctrina de la Luz Simbólica que los candidatos vienen a buscar en nuestros Templos, y que se realiza individualmente en la medida en que uno se aparta de la influencia profana o exterior de los sentidos, y busca en secreto entendimiento en lo íntimo de su ser.
 
Y es la misma Doctrina por la cual el candidato, renace a una vida nueva como Masón.
 
Debemos a la Jerarquía Oculta, formada por los genuinos Intérpretes, Depositarios y Dispensadores de la Doctrina Secreta, el primitivo establecimiento de todos los Misterios y de todos los cultos, en sus formas más antiguas, más puras y originarias, así como de la Institución Masónica.

Al lado de las antiquísimas instituciones oficiales de los Misterios -protegidas por los reyes y gobiernos (12) con leyes y privilegios especiales, por su reconocida influencia benéfica y moralizada, e instintivamente veneradas por los pueblos- existieron en todo Oriente, y especialmente en la India, Persia, Grecia y Egipto, muchas comunidades místicas que, mientras por un lado pueden ser comparadas a los actuales conventos y órdenes monásticas (13), por el otro algunas de sus características las relacionan íntimamente con la moderna masonería.

Las características de estas comunidades, constituyen un "Trait d´unión" con nuestra Orden.
 
Tampoco hemos de olvidar, en esta sintética ¿-? enumeración de los orígenes de la Masonería, las grandes escuelas filosóficas de la antigüedad: la vedantina en la India, la pitagórica, la platónica o alejandrina en Occidente, las que indistintamente, tuvieron su origen e inspiración en los Misterios.
 
La escuela establecida por Pitágoras, como comunidad filosófico-educativa, en Cretona, tiene una íntima relación con nuestra Institución. A los discípulos se les sometía primeramente a un largo periodo de noviciado que puede parangonarse con nuestro grado de Aprendiz, en donde se les admitía como oyentes, observando un silencia absoluto (14), y otras prácticas de purificación que los preparaba para el estado sucesivo de iluminación, en el cual se les permitía hablar y que tiene una evidente analogía con el grado de Compañero, mientras el estado de perfección se relaciona evidentemente con nuestro grado de Maestro (15).

Con relación a Pitágoras cabe recordar aquí un curioso y antiguo documento masónico, en el cual se le atribuye al Filósofo por excelencia (fue él quién usó primitivamente este término), el mérito de haber transportado las tradiciones masónicas orientales al mundo occidental grecorromano (16).

A pesar de las interpolaciones posteriores, es cierto que el Evangelio, las Epístolas y el Apocalipsis de San Juan, revelan muy claramente un fundamento gnóstico (la misma doctrina o tradición gnóstica se decía instituida por los discípulos o secuaces de San Juan) y esta tradición gnóstica o juanítica representa en el Cristianismo el punto de contacto más directo con la Masonería (17).

Las antiguas tradiciones orientales y herméticas encuentran en la Cábala y la Alquimia dos nuevas encarnaciones occidentales que no fueron extrañas a los orígenes de la moderna Masonería.

El parentesco entre el simbolismo alquímico y el masónico, aparece con bastante claridad en un grabado de la obra de Basilio Valentino sobre la "manera de hacer el oro oculto de los filósofos".

Los dos movimientos más conocidos y que más han influido en la Masonería, son la Orden del Templo que tuvo su apogeo y su periodo de esplendor en el siglo XIII, y la Fraternidad Rosacruz, que influyó especialmente en el siglo XVII.

En cuanto a la influencia de estos dos movimientos sobre la Masonería, que es la que por el momento nos interesa, es cierto que no solamente muchas tradiciones templarias y rosacruces encontraron su camino en nuestra Orden, sino que también se hizo ésta la intérprete y natural heredera de sus finalidades ideales y de la Gran Obra que constituye el fin de todas las diferentes tendencias: hermetismo, templarios, rosacruces y filósofos, siempre han debido fraterniza con los masones, y de esta comunidad espiritual ha nacido la Masonería según hoy la conocemos (18).
 
Podemos considerar estas fraternidades y movimientos como el alma multiforme del Espíritu Uno de la Tradición Universal que ha venido directamente y sin interrupción hasta nosotros de los antiguos Misterios. Así, por lo que se refiere a su espíritu iniciático como a la tradición que la anima (y de la cual es heredera y continuadora) los orígenes de nuestra Institución no pueden ser más gloriosos, siendo nosotros, como masones, los herederos de los antiguos Reyes-Sacerdotes (simbolizados por Meikizedek y Salomón) y de los Grandes Iniciados de todos los tiempos.

Y en cuanto se refiere al cuerpo en el cual esta Alma tradicional se ha encarnado, es decir, a la forma que domina exteriormente nuestra Institución, que ha sido tomada particularmente del Arte de Construir, nuestros orígenes no son menos gloriosos, ya que se relacionan directamente con el origen de toda civilización, como la causa con su efecto natural.
 
Conocemos, por el estudio que hemos hecho en las páginas precedentes, algo de su Alma, que es la tradición y Finalidad. Veamos ahora cómo también el cuerpo exterior de la Institución tiene sus orígenes en los tiempos de la más remota historia y de la prehistoria (19), habiendo dejado sus huellas en todas las grandes obras y monumentos que han llegado hasta nosotros de las épocas pasadas.

A partir de aquí, el mamotreto se "apropia" -sin pruebas- de todos los grandes descubrimientos y progreso de la humanidad a lo largo de la historia. ¡¡¡Patético!!!.

Y para finalizar, me pregunto:

¿Cómo es posible que en nuestros días, la masonería continúe utilizando esos textos e instruyendo así a sus aprendices?.

¿Qué conocimiento pueden transmitir, quienes basan su doctrina en la literalidad de mitos y leyendas arcaicas?.

¿Cómo es posible que los masones se autodenominen librepensadores, tanto los que imparten la enseñanza, cómo quienes se tragan semejantes patrañas?.

Saludos cordiales.


(1) Los libros a que se refieren, fueron publicados en 1988, por lo que surge una pregunta obligada: ¿con anterioridad a la existencia de esos libros, que método utilizaba la masonería española para impartir su "tradicional doctrina"?.


(2) Al parecer, en la masonería "todo vale".


(3) Declaran expresamente que no les interesan los conceptos, sólo las ideas y, obviamente éstas son tan diversas como personas existimos sobre la Tierra, lo que nos lleva a deducir de nuevo, que en la masonería cabe todo.


(4) Según mi experiencia, cada "maestro instructor" determina el que le apetece: algunos recomiendan revistas de temas esotéricos, otros, libros de autoayuda, algunos -los menos- lecturas de filosofía presocrática y desde luego, libros de autores masones, otros, sobre filosofías orientales como el budismo o el taoismo, y algún "científico" riza el rizo, recomendando lecturas científicas como la física cuántica o la teoría del caos a personas sin una previa formación científica para poder imbuirse de esas teorías.


(5) En todas las logias existen varios maestros, pues bien, éste plural, es otro invento de la masonería, que se dice heredera de las corporaciones de constructores del gótico; en aquellas logias sólo existía un único Maestro. Otra evidencia de que la masonería hace de su "capa un sayo" cuando le conviene, en éste caso, quizás para contentar a quienes envidiaban el colorido del mandil, de las bandas y de las medallas, con que se adorna el maestro.


Es historia real, que en las citadas corporaciones de masones (albañiles, para entendernos), ningún hermano, por hábil que fuera en el oficio, era llamado Maestro Masón, antes de haber sido elegido para la dirección de una Logia.


(6) Un sector de la masonería propugna volver a ellos, para instaurar y convertir a la masonería en una nueva religión.


(7) Como decimos en España: "átame esa mosca por el rabo".


(8) Evidencia palpable del escolasticismo de la masonería, que por todos los medios, trata de ahormar cualquier dato (por peregrino que éste sea) a su doctrina.


(9) ¿Qué alfabeto?. En la Tierra existen más de 4.000 lenguas y alrededor de 250 alfabetos, (algunos en desuso) además de silabarios e ideogramas.


(10) Aquí reconocen (supongo que no lo habrán advertido), la mescolanza que es su doctrina.



(11) Me gustaría conocer que es lo que ha aportado esa "enseñanza más elevada", al devenir del género humano en Ciencia, Filosofía y Religión.


(12) Obviamente, defienden la "auténtica y genuina" fórmula para el sojuzgamiento de los pueblos: espada y religión.


(13) ¡Qué desfachatez!. En España, los conventos y órdenes monásticas, son "especies en vías de extinción", al igual que en mi opinión, sucede con la masonería, pues, dado el escaso número de sus miembros, y la "sequía de vocaciones" (como he leído a un "ilustre" masón), así como la nula incardicación de sus logias en la vida social, todo ello, les provoca que las logias estén languideciendo, y que cada día, sea mayor la edad media de sus miembros activos; algunos de los cuales, continúan, (según confesión propia) por que ya no saben donde encontrar un "ratito" de conversación.


(14) En ése "largo noviciado y silencio absoluto de los aprendices" ha quedado anclada la actual masonería. No aclaran que aquellos discípulos eran muy jóvenes y que como en cualquier escuela, ingresaban para instruirse. Tampoco aclara que sus actuales "aprendices masones", suelen tener una edad media que ronda y en muchos casos supera la cincuentena, los cuales han de abdicar de su nivel intelectual si desean hacer "carrera" en la masonería.


(15) Una vez más, la masonería nos dice explícitamente que todos sus maestros han alcanzado el grado de perfección. Es increible que nadie en su sano juicio, pueda manifestar semejante barbaridad. Por favor, para aquellos que esteís sopesando ingresar en la masonería, hacedlo y podreís conocer de primera mano la verosimilitud sobre la "perfección" de los "maestros masones".


(16) También aquí cabe recordar que la masonería fue creada de "nueva planta" en Londres, en el año 1717. Parece que el redactor del mamotreto lo ha olvidado.


(17) Una vez más, no se privan de ningún sincretismo. ¡¡¡Los tienen todos!!!


(18) Reconocimiento expreso que "espigan de aquí y de allá" aquello que les interesa, y desechan los valores morales que tenían aquellos movimientos.


(19) Casi...casi han estado en un tris de hacer remontar "su Institución" al Big Bang, o al menos al primer protozoo que apareció en los mares primitivos.


"En verdad...en verdad, os digo", que podría hacer interminable estas transcripciones; sin embargo, estimo que como muestras son suficientes los anteriores "botones".






P/S el 19-01-2013.

Un amigo virtual, me envía el siguiente sincretismo que utiliza la masonería y, en atención a que fue una de las cosas que me "chocó" al principio, la publico:

"""Otro sincretismo arcaico que mantienen, como algo fundamental para distinguirse de otras asociaciones, es el del año con el que fechan sus escritos, ya que al año en curso, le suman 4.004; por ello, los escritos fechados en el presente año, se fecharían con los dígitos 6.017 y con las iniciales (e.v.) que significaría "era verdadera".

Ese 4.004, se debe a la cifra "deducida" por el obispo Ussher, primado de Irlanda desde 1625 a 1656, que situó el "origen del mundo" a las 9 de la mañana del 27 de octubre del año 4.004 a.C.

¡Y los masones -simbólicamente dirían- lo tienen como símbolo!. ¿Quizás para que se piense -subliminalmente- que su asociación se remonta al origen del mundo?. 

No saben Vds. lo difícil que es mantenerse coherente entre gente que aceptan "a pie juntillas" tales distorsiones de la realidad""".




1 comentario:

  1. “Quiero más
    ¿Cómo has venido?
    ¿Tienes fuego?
    Mira por la ventana”
    AMGACM

    Buenas noches

    Parece que al final nadie entiende nada de lo que en realidad es a masonería

    ¿Es un conjunto de enseñanzas?
    ¿Se ve la luz al final del túnel?
    ¿Tiene alguna enseñanza secreta que proponer y entregar?

    Pues no existe nada de eso. Ahí reside el error de enfoque de los que se acercan a ella buscando una iluminación A estos algunos los dóciles la encuentran ( los dóciles se creen cualquier estupidez y son felices) Otros descubren que s e la están pegando y se van Pero... hay otros.

    Y entre esos otros los hay que no están ahí por los misterios atenienses ni por el psicopompos Mas bien están ahí por lo de Nietzsche. Son personas con ambición y con “voluntad d e poder” son lideres en busca de rebaños que gobernar y de riquezas. Para estos ¡Si que funciona la masonería! Lo que pasa que no en l a misma manera en la que lo cuentan con su leyenda rosa. Estos chicos, muchos de ellos, ya han nacido así ambiciosos y sin escrúpulos

    Par separarles de los “bobos” para que los “bobos” no se enteren Es necesaria una “Enseñanza común a todos los masones, una “logse” al uso que lave mas blanco los cerebros y que incluya conceptos y símbolos como :

    El sincretismo ( lo que demuestra que nada vale que todo es igual que las cosas pueden ser de millones de manera que no importa nada) luego la

    Tolerancia , tolerancia entendida como la habilidad suprema de comerse cualquier “sapo” por repugnante que sea ¿Quién eres tu para juzgar a otros? Y desde esta humildad s e prepara al adepto para oír, ver y callar en especial si ve u oye algo que hace o dice algún hermanisimo de los que mandan y que no coincide con la predicación de todos los días

    La Libertad ¡Como no! Lo masones, hombres güais y librepensadores pueden hacer lo que les apetezca ( sin limitaciones morales) ¡Pa´eso son libres! Acabada la moral s e abren la s puertas del ser perfecto Stirneriano del ser egoísta del verdadero ser adulto. Lo que no se les dice es que estos lujos decadentes , como las putas de lujo y los asesinatos, están reservados para los de las clases pudientes ( esta feo revelar ciertas cosas).

    La igualdad que para unos es el derecho a ser igual de gilipollas... entre ellos y a otros para ser los depredadores de su propia banda y de las vecinas Igualdades, mas que igualdad, una entre las ovejitas y otras entre los lobos ¡Que bien vamos!!Cuanta igualdad!

    Fraternidad eso se enlaza con lo de oír ver y callar ¡Se fraternal!, no delates a tu hermano, si te escandalizas es que no eres un verdadero librepensador

    ¿Moral?¿Para que? Libertad? ...etc etc ¿para qué? Si algo te repugna, mejor toma dos tazas o si no es que no eres un buen librepensador

    Todas esas enseñanzas socavan la personalidad y las enseñanzas previas de cualquier masón que se lo tome en serio De eso se trata

    Ahora bien si escoges el camino de los depredadores la cosa cambia

    Todo lo anterior es para los tontos, tú “Homo lupus”, juegas en otras ligas Juegas en el Poder, en las Riquezas, y en los Negocios sin escrúpulos

    No se suelen querer ver estas cosas en especial por los que así son manipulados ¡Que le vamos a hacer!

    Incluso los indignados por la falta de contenido serio en las enseñanzas de las logias mantienen sus criticas hacia esa falta de contenido lo que les hace ser ...políticamente correctos, es decir simples anécdotas para las Logias .... Un toque colorista al que no responderá nadie excepto los del rebaño de los bobos que se sentirán insultados por estas criticas focalizadas

    Al menos hay tres niveles en la masonería y la mayoría de los masones y exmasones solo saben que existe el primero

    Vale

    Un saludo

    ResponderEliminar

Por los motivos expuestos en la nota de esta fecha (04/06/2015), insertada al final de la última entrada, acabo de anular la recepción de comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Datos personales

Mi foto
Me autodenomino LIBREPENSADOR, ya que sigo el pensamiento de JOHN STUART MILL, cuando en su libro SOBRE LA LIBERTAD (1859)dice: SI TODA LA ESPECIE HUMANA NO TUVIERA MÁS QUE UNA OPINIÓN, Y SOLO UNA PERSONA TUVIERA LA OPINIÓN CONTRARIA, NO SERÍA MÁS JUSTO EL IMPONER SILENCIO A ESTA SOLA PERSONA, QUE SI ESTA SOLA PERSONA TRATARA DE IMPONÉRSELO A TODA LA HUMANIDAD, SUPONIENDO QUE ESTO FUERA POSIBLE.