jueves, 20 de diciembre de 2007

Método masónico: "TIENE POR OBJETO LA BÚSQUEDA DE LA VERDAD...7ª falacia de la masonería.


El enunciado completo de este principio del método masónico es:
 
"TIENE POR OBJETO LA BÚSQUEDA DE LA VERDAD, EL ESTUDIO DE LA ÉTICA Y LA PRÁCTICA DE LA SOLIDARIDAD; Y TRABAJA POR EL MEJORAMIENTO MATERIAL Y MORAL DE LA HUMANIDAD".

La lectura del enunciado completo, nos radiografía cual es la realidad de la masonería, que cómo siempre, expresa sus postulados hablando mucho y diciendo nada. Ejemplo: Existen multitud de libros y miles de páginas en Internet, cuyos autores son masones; pues bien, emplazo a quién tenga interés en el tema a que encuentre un solo documento, entre los citados, en el que se exprese la concreción del principio que comento.
 
 
En mi caso, obviamente, nunca he escuchado en logia, ningún discurso que concretara ese principio masónico; por ello, ahora pregunto de nuevo:

 
¿ Cómo buscan la verdad?.


¿ Qué ética estudian?.


¿ Cómo practican la solidaridad?.


¿ Cómo trabajan para el mejoramiento material y moral de la humanidad?.
 

Aún cuando la masonería, es toda ella retórica delirante y metafísica, una posible explicación de su pervivencia, eso sí, cada día más alicaida o, como decía un antiguo y famoso spot televisivo "más que ayer, pero menos que mañana", se deba a que quizás, aquellos que se acercan al masonismo, confiados en sus cantos de sirena -me remito de nuevos a sus soflamas metafísicas-, especialmente concretados en el principio masónico que encabeza estas reflexiones, lo hacen creyendo que en la masonería van a encontrar aquello que buscan: algo que los seres humanos siempre han buscado, que nadie ha encontrado y, que además nadie sabe que es.
 
Cuando un recién ingresado en el masonismo (neófito en el argot masónico, epíteto que por sí mismo nos dice mucho), manifiesta su afán de búsqueda, y pretende establecer diálogos sobre los distintos caminos que los hombres han ideado para intentar ésa búsqueda, en la masonería te refuerzan ésa idea y, subliminalmente te dejan entrever que conocen ésa verdad, aún cuando las únicas respuestas que escucharás -si sigues insistiendo- de la "sabiduría" de los maestros masones, serán frases del siguiente tenor: "Cada uno debe labrar su priedra bruta para construir un templo a toda la humanidad", así como que "Cuando llegues a maestro masón, lo entenderás". Con el tiempo, oirás estas frases recurrentemente, por lo que los pensamientos que un día pretendieron expresar, se vuelven triviales.
 
Y aquí vuelvo a llamar la atención, sobre la segunda frase y su utilización de la teoría metafísica de la Iluminación, de San Agustín.

Así mismo, cómo la masonería es especialista del sincretismo, con la primera de las frases citadas, se apropian de la idea de universalismo de Platón, e incluso de Kant.
  
La cuestión es que usándolas el masonismo, ésa ideas se vuelven vanas, ya que la masonería se ancla en su enunciado, sin ir más allá. Esa es toda la búsqueda que realiza la masonería. La praxis que debería acompañar a las repetidas ideas, "ni la conocen, ni la esperan".
 
Por otra parte, su "estudio" de la ética se limita a especulaciones utópicas, que explicitan hasta la extenuación mental del oyente, imaginando mundos ideales -cómo cuando se refieren a la Gran Tradición- que nunca han existido, y que si aquí y ahora, nos atenemos a la condición humana, nunca existirán.
 
Esas especulaciones utópicas, se circunscriben a expresar siempre idénticas reflexiones, sobre "la piedra bruta, el compás, la escuadra, el mazo, el cincel, etc.", que por repetitivas devienen en soporíferas.

Es decir, no se ocupan para nada de otras éticas, por ejemplo: de la política, el capital, el trabajo, la inmigración, el cambio climático, etc.; de ellas, ni se preocupan ni se ocupan. En mi opinión, esas -y otras similares- son las éticas que conforman al ser humano de nuestros días.

 ¿Has escuchado en alguna ocasión, pronunciarse publicamente a la masonería, sobre las éticas de nuestro diario vivir?.

Es decir, subliminalmente aseguran que en el núcleo de la ética masónica subyace una cosmovisión de la vida, que busca la perfección del ser humano.

Sin embargo, cuando se constata que ésa ética no es aplicada ni aplicable a la vida diaria, puede llegar a destruirte emocionalmente, si -por las razones que fuere- continuas profesando esa falaz filosofía moral, de la que está ausente la justicia, el respeto, la fraternidad y la coherencia.

Y desde luego, a priori ésa ética masónica seduce por la utopía con la que está construida. Mis opiniones sobre la utopía masónica, ya las he expresado en otro lugar de este blog.
 
En cuanto al resto del enunciado del principio masónico que encabeza estas reflexiones, es notorio, que nunca realizan ninguna acción -al contrario que otras organizaciones- que permitan modificar, aún cuando fuere levemente, el mundo en el que vivimos.

¿Qué realizaciones sociales, culturales o de otro tipo, conoceís en vuestro entorno, que hayan sido ideadas, auspiciadas o desarrolladas por la masonería?.

Quizás, porque la actual masonería no tiene otras credenciales, que su adhesión a los mitos mediante multitud de sincretismos, que a modo de embozo cubre su obsolescencia; ahí se encuentra la falta de vigencia de la masonería.

No hace demasiado leí a la periodista Rosa Montero una frase, que decía: "Los mitos encienden los sentimientos y no el cerebro".

Por mi parte, tengo la convicción de que la búsqueda de la verdad, es una invención escolástica. Creo que nuestro cerebro sólo ha evolucionado para sobrevivir y, que desde luego, la mente es sólo biología que funciona en el cerebro mediante reacciones químicas; y también que ahí reside la única verdad que existe. Por ello, ése postulado que es dogma en algunas religiones y, por sincretismo en masonería, relacionado con la búsqueda de la Verdad, es una gran falacia de la que la masonería se sirve para mantener el "negocio".


Y ahora, una selección de "perlas" masónicas, extraidas de libros y escritos de masones.

Por consiguiente, leer sin pensar es lo que, sobre todo, debemos constantemente evitar: mucho mejor sería, si la lectura sabiamente disciplinada no fuera un maravilloso estimulante espiritual y un medio de progreso intelectual, pensar sin leer: ser pobres en conocimientos adquiridos, pero ricos en originalidad, intuición y compresión de la Verdad.
 
---------------
La Masonería representa la "búsqueda" colectiva de la Verdad a partir del trabajo. Por eso la llamamos Arte Real. Lo místico, en Masonería, es penetrar en los "misterios", es decir, descubrir lo que hay detrás de lo aparente para "aprehenderlo".
 
---------------
El candidato a la Masonería que va en busca de la Verdad, entra en la Logia en silencio y tinieblas y es conducido desde los tumultuosos sonidos del exterior, hasta el mundo interno de la Logia en que cesa todo ruido y en donde reinan la paz y el silencio serenos.
 
---------------
Comparando el contenido del presente volumen con el nuestro precedente "Manual del Aprendiz", se convencerá el lector de que la Doctrina Masónica es una progresiva revelación de la Verdad y que, aunque se encuentre ya toda potencialmente expresada en el primero, en cada grado masónico encontramos una nueva, más profunda, y más adelantada etapa de su revelación.
 
---------------------------------
Y para terminar, cada día estoy más de acuerdo con Thomas Paine, cuando escribió:

"ARGUMENTAR CON UNA PERSONA QUE HA RENUNCIADO A LA LOGICA, ES COMO DAR MEDICINAS A UN HOMBRE MUERTO".
 
 
 
 
 
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por los motivos expuestos en la nota de esta fecha (04/06/2015), insertada al final de la última entrada, acabo de anular la recepción de comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Datos personales

Mi foto
Me autodenomino LIBREPENSADOR, ya que sigo el pensamiento de JOHN STUART MILL, cuando en su libro SOBRE LA LIBERTAD (1859)dice: SI TODA LA ESPECIE HUMANA NO TUVIERA MÁS QUE UNA OPINIÓN, Y SOLO UNA PERSONA TUVIERA LA OPINIÓN CONTRARIA, NO SERÍA MÁS JUSTO EL IMPONER SILENCIO A ESTA SOLA PERSONA, QUE SI ESTA SOLA PERSONA TRATARA DE IMPONÉRSELO A TODA LA HUMANIDAD, SUPONIENDO QUE ESTO FUERA POSIBLE.