lunes, 14 de enero de 2008

Método masónico: "ESPECULACIÓN SIMBÓLICA".-9ª falacia de la masonería.


Todo el simbolismo masónico, en el que -según afirman los masones- se basa la masonería, está estructurado para extraer conclusiones mediante analogías, método que conforma cuadros mentales tan fascinantes como cada uno desee, ya que dichas conclusiones se deducen de premisas metafísicas.

 
Lo pernicioso de ese "razonamiento" por analogía, es que puede tener profundos efectos psicológicos entre quienes lo adoptan, ya que produce una disociación mental, entre los significados cognoscitivos en la vida cotidiana y, los enunciados del significado por analogía, método éste que el masonismo defiende como verdad necesaria para la transformación espiritual del ser humano.


Esa es la base de la doctrina masónica, que difunden mediante el llamado " método masónico".

 
El significado por analogía, permite la ambigüedad -calculada- que utiliza la masonería, dados los diferentes sentidos que puede tener; según las diferentes personas o grupos de personas (logias), esos significados se refieren a cosas muy distintas, aún cuando todos tienen un elemento común: el esoterismo.

 
En mi opinión, la persona que es propensa a dejarse atrapar por tales "razonamientos" por analogía, hará bien en separar el significado cognoscitivo de los enunciados del significado por analogía.

 
Como desencadenantes de esas analogías, utilizan multitud de símbolos. Los que presiden las logias son:

 
* Biblia y evangelios católicos.
* Candelabro de 7 brazos (objeto sagrado del judaísmo).
* Escuadra y compás.

 
Dado el espacio preeminente que reservan a estos objetos en sus logias, cabría preguntarse: ¿Qué coherencia ofrecen las reflexiones especulativas que puedan extraerse de esa amalgama de símbolos tan dispares?.

 
Algunos de esos símbolos indican, sin lugar a dudas, que la masonería desarrolla parte de su especulación simbólica acudiendo a la filosofía idealista, pues, según sus proclamas, entienden la vida como revelación de un principio espiritual supremo e incorpóreo (obviamente tomado de las distintas religiones).


He ahí su soterrada intencionalidad de convertirse en una religión más, anhelo de muchos de sus actuales miembros.

 
La evidencia de esta afirmación, se manifiesta en las logias, con la continua y machacona apelación en sus rituales de la frase "A LA GLORIA DEL GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO".

 
Esa entidad a la que recurrentemente  invocan los masones, está representada en todos sus "templos" (el término con el que designan a sus lugares de reunión, es significativo) mediante grandes dibujos del Sol, la Luna y las estrellas, a los que asignan propiedades y significados arbitrarios, que últimamente se esfuerzan en hacer coincidir con el principio antrópico fuerte, según el cual, somos la razón de ser del Cosmos.


Hipótesis cosmológica que ellos -una vez más- adaptan a sus rituales y al corpus metafísico por el que se rigen. Es decir, les venden a los neófitos cómo verdad, lo que sólo es una hipótesis, que ocupa un dudoso lugar de verosimilitud entre otras hipótesis cosmológicas.

 
También, las herramientas de la construcción ocupan un lugar destacado en la simbología masónica, y mediante ellas, pretenden desentrañar la condición humana.

 
El uso de la simbología masónica de las herramientas de la construcción, está basado en la idea de la construcción de un templo -simbólico, claro- que sin embargo, tiene variaciones interpretativas según con los ritos existentes, ritos que son nada más y nada menos que 145, entre los cuales, los más conocidos o utilizados son:

 
Rito Escocés Antiguo y Aceptado.
Rito Escocés Rectificado.
Rito de York o del Real Arco (masonerías inglesa y norteamericana).
Rito Egipcio.
Rito Francés o Moderno.
Rito de Misraim, Judaico o Egipcio.
Rito de Menfis Oriental.
Rito de Heredom o de Perfección

Cada rito posee sus propios grados masónicos, que oscilan entre 7 y 92.

He ahí porqué la masonería ha de denominar como ESPECULACIÓN SIMBÓLICA su principal función; no podría tener otra, pues, la adjudicación de significados aleatorios podría calificarse de cuasi infinita, al igual que lo son los ritos y los grados.

Un ejemplo: En Internet existen bastantes escritos de un masón israelí de origen chileno, cuyo nombre dice ser León Zeldis Mandel, que sin empacho, también escribe en un librito de enseñanza masónica, lo siguiente.

 
Sin duda, muchas de las tradiciones y símbolos fueron asignados en forma más o menos arbitraria, cuando las logias (inglesas) comenzaron a trabajar por separado.

 
Es decir, a los símbolos que escogieron, les adjudicaron significados tomados de las ideas cosmogónicas, reglas morales y principios éticos de distintas civilizaciones y religiones, que han existido o existen; así como de los mitos y leyendas de esas civilizaciones (Egipto, Judea, Grecia, etc.), además de los inventados por los propios masones en tiempos recientes, como las leyendas de Hiram y de los Hijos de la Viuda.

 
Esa arbitraria selección, es lo más opuesto a una base racional y de sentido común (de ahí los efectos psicológicos a que antes me he referido), que cabría esperar de quienes se dicen herederos de la Ilustración. en mi opinión, esa herencia es sólo a título retórico, ya que la especulación simbólica de la simbología masónica, choca frontalmente con la tradición racionalista de la Ilustración dieciochista.

Por ello, desde hace algún tiempo, el método que utiliza la masonería para mantener la ficción que ella misma ha creado, es el de forzar el simbolismo de las herramientas de los antiguos constructores de catedrales, aplicándolo a la realidad de nuestros días, con lo cual, como no podía ser de otra manera, se produce una evidente disociación, ya que su pretensión de articular un lenguaje simbólico propio del masonismo, choca con la artificialidad y las divagaciones esotéricas que exige su explicación, dado que "si no hay ninguna manera concebible de verificarlo, entonces no tiene ningún significado cognoscitivo".

 
He ahí la evidencia de su inutilidad como "método de conocimiento", a pesar de cuanto dicen las proclamas masónicas.

Por ello, en mi opinión, si la simbología masónica necesita una explicación mayor que la que se supone que proporciona, está en clara contraposición con la ciencia, que siempre explica las cosas más complejas, en términos de interacciones de cosas más simples.

El citado León Zeldis, dice también:

El simbolismo masónico se ha dicho muchas veces, es un camino que lleva a la percepción directa, que podríamos denominar "intuitiva", a diferencia del discurso lógico habitual que sirve de fundamento a la ciencia.


Las sugerencias, ambigüedades y analogías que caracterizan a los símbolos masónicos a veces fácilmente comprensibles, pero muy a menudo ocultas, nos revelan facetas inesperadas de la realidad e incitan al descubrimiento súbito de algo que teníamos delante nuestro, pero de lo cual no habíamos tomado conciencia. Se trata de una revelación instantánea, de la comprensión no verbal, un fenómeno semejante al "satori" del budismo Zen.

 
El anterior ejemplo, podría servir como paradigma del uso y abuso que de la metafísica hace la masonería. También es evidente en dicho texto, que es un remedo de la teoría metafísica de la Iluminación, de San Agustín.

 
En cuanto al sincretismo que antes he mencionado, cito de nuevo al inefable León Zeldis.

 
En su templo, los masones viven en un universo de símbolos. Algunos son de origen cósmico, cómo la bóveda celeste estrellada, el Sol, la Luna..., otros han sido tomados del oficio y herramientas, cómo el compás, la escuadra, la regla, el mazo..., otros vienen de la tradición caballeresca. Cuando hablamos del simbolismo de los números o cifras en la masonería, estamos haciendo referencia al mismo tiempo al "libro", a los "secretos", a las "sefirot" de la Cábala, a las esferas de los cielos, al azul masónico y al Trono del Altísimo.

 
Esa amalgama, como ya he dicho antes, compone un simbolismo forzado que deviene necesariamente en metafísica, lo que les permite desarrollarlo hasta el infinito, con invenciones que rayan en lo grotesco; pues, con ése método, cualquier interpretación por absurda y delirante que llegue a ser, es admitida en masonería.

 
Y ese es el basamento en el que la masonería defiende, que al conocimiento que proporciona su método, se llega por la intuición, y riza el rizo cuando alega que, existen hechos (iniciación masónica) que modifican al ser humano.


Obviamente esos "hechos, sólo los explican mediante la metafísica masónica, "disciplina" ésta con la que no es posible dialogar razonablemente, ya que sus conclusiones tautológicas carecen de sentido.

 
Es una obviedad que la ciencia no es más que una forma de racionalismo, de ahí que cuando en las tenidas se pretenden utilizar conceptos racionales, los "maestros masones" impiden o rehúyen ése diálogo. En esas reuniones sólo se permiten peroratas simbólicas, sin sentido y por ello, en total disonancia con nuestra época.

 
Es decir, el llamado simbolismo masónico y por ende la especulación con la simbología masónica, es sólo un cúmulo de invenciones sin base, intencionadamente ambiguo y arbitrario, en consonancia con su origen y sus objetivos, que no son otros que el mantenimiento de una ficción, refugio de unos pocos que no encuentran sentido en su vida.

Y en relación con la vigencia de la masonería, se me ocurre ahora, después de leer a Ernst Cassirer en su libro "La filosofía de las formas simbólicas", que esa evidente falta de vigencia de la masonería, podría ser debida a que en nuestros días -afortunadamente- florecen las fuerzas intelectuales, éticas y artísticas que conforman el conocimiento que acumula nuestra sociedad. Transcribo el siguiente párrafo del citado libro.

 
El resurgimiento del mito representa una perversión en el conjunto cultural y social de la vida humana, mientras que las fuerzas intelectuales, éticas y artísticas están en pleno vigor, el mito es sojuzgado. Pero una vez que ellas empiezan a debilitarse, el caos comienza nuevamente. El pensamiento mítico empieza a surgir y a pervertir toda la vida cultural y social del hombre.

Thomas Paine dejó escrito que: "argumentar con una persona que ha renunciado a la lógica, es cómo dar medicinas a un hombre muerto".


 
No sé si podría administrárseles alguna medicina a los autores de las siguientes "perlas masónicas":

------------

"La masonería aprovecha todas las oportunidades que se le ofrecen para inculcarnos la existencia de inefables misterios tras toda vida y toda naturaleza, para lo cual se vale de los artificios del ritual y de la ceremonia. Ella nos muestra esto, símbolo tras símbolo, ordenándonos que contemplemos los eternos principios que estos representan, de los cuales son mudos testimonios, pues los planes del Divino Arquitecto se desarrollan lentamente por estos principios, trabajando en silencio para ordenar las cosas conforme a la Belleza, la Fuerza y la Sabiduría".
------------

"Speculere es ver, mirar, así como lo indica su etimología: especular sobre el futuro es llegar a verlo, anticiparlo en nuestra conciencia -ya que en el Reino Absoluto del Ser, origen de toda existencia, todo se halla eternamente presente- y contribuir a manifestarlo. Es una facultad que todo el mundo ejerce más o menos inconscientemente, pero es prerrogativa y privilegio de los Maestros, que se sientan al Oriente de la Realidad, el hacerla perfecta según la perfección interior del Verbo, pues, todos los errores de visión se traducen en imperfecciones de la realización.

2 comentarios:

  1. Los simbolismos se utilizan en las sectas precisamente por su ambigüedad Es un instrumento de manipulación ya que cada uno saca las enseñanzas que l e parecen ( de acuerdo eso si al muy ilustrado método que les “enseñan”) y así todos tan felices y contentos y...manipulados.
    Si miramos cualquier otra posición política o cultural que se exprese por medio de símbolos vemos la fuerza de esta expresión en el grado de estupidez que puede ser alcanzado por sus Víctimas, prácticamente ilimitado El psicoanálisis levado al extremo de algunos gurues o santones del mismo es para que le den a uno ataques de risa Todo es Falo ó vagina y no hay nada que se salve. El Islam lo mismo, el comunismo igual, el capitalismo para que insistir Todos con sus símbolos en la cabeza impuestos por otros que se erigen en sus amos ( en mi opinión no se escapa nadie).
    El librito de Barneys de 1928 el-jamás-traducido ilustra sobre la fuerza de la propaganda.
    L a masonería es un negocio de poder mas o menos lucrativo para los masones o para sus amos ( no en vano es una estructura jerárquica)
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. Hola:
    Bueno hay que aprender a declarar.Si vemos cien por ciento malo, entonces hay que sospechar que lo que nos molesta cae un poco en el complejo de salvador, que es un defecto de las sectas. Aun la basura (sin buscar ofender) puede ser util y de hecho es útil si se aprende a reciclarla.Señalar los defectos de las agrupaciones sin brindar una salida,es hacer el otro lado, pero en la misma direccion.
    Vivezas,egocentrismos,ingenuidad,estupidez,fantaciosidad, etc jamas han sido descartados en cuanto grupo se ha formado.
    Por otro lado siempre se esta bajo el impetu de declarar lo que es falso de lo que es verdadero.
    El riezgo de lo "simbolico", solo lo tienen los que quieren el camino fácil en su aprender.
    Pero hay que preguntarse porque le molesta que hayan y/o existan agrupaciones y/o instituciones del tipo del que ud menciona como de "Especulacion Simbolica".
    Hay admitir que hoy en dia, las instituciones iniciaticas estan en la fase especulativa, es decir en su etapa natural de degeneracion por la falta de nuevos espiritus que verdaderamente aporten lo REAL.
    Pero no es nunca señalando el defecto sino desde la comprension del papel que han jugado y neceriamente jugaran en la vida de las sociedades, porque ni ud ni yo podemos impedir la gama de necesidades humanas.
    ¿No cree que hay algo bueno en estas decadentes instituciones para que valga la pena presentarlo?
    Si es un buscador lo encontrará.
    Respetuosamente

    Julio Malca

    ResponderEliminar

Por los motivos expuestos en la nota de esta fecha (04/06/2015), insertada al final de la última entrada, acabo de anular la recepción de comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Datos personales

Mi foto
Me autodenomino LIBREPENSADOR, ya que sigo el pensamiento de JOHN STUART MILL, cuando en su libro SOBRE LA LIBERTAD (1859)dice: SI TODA LA ESPECIE HUMANA NO TUVIERA MÁS QUE UNA OPINIÓN, Y SOLO UNA PERSONA TUVIERA LA OPINIÓN CONTRARIA, NO SERÍA MÁS JUSTO EL IMPONER SILENCIO A ESTA SOLA PERSONA, QUE SI ESTA SOLA PERSONA TRATARA DE IMPONÉRSELO A TODA LA HUMANIDAD, SUPONIENDO QUE ESTO FUERA POSIBLE.